¿Cuántas historias policiacas hay?

Miles. Tantas que han dado lugar a un género llamado novela negra en literatura o género policial en el ámbito cinematográfico.

¿Cuántos de nosotros no sabemos la jerga profesional del oficio de policía? ¿O nadie ha oído jamás en el cine lo que es una redada? ¿Asuntos internos? ¿Interrogatorio? ¿Persecución? ¿Placa? ¿Y qué sabemos sobre sus herramientas? Más de lo que pensamos. e incluso sabríamos nombrar sus herramientas por piezas; Pistola, balas, gatillo, mirilla, cargador, sala de tiro… ¿Y de sus departamentos? Anti drogas,  homicidios, investigación criminal, robos…

La razón de esto se lo debemos al hecho de haber contado con excelentes instauradores de discursividad. Y me refiero a Arthur Conan Doyle y su maravilloso Sherlock Holmes, o a Agatha Christie y su inolvidable Orient Express. No han podido tener mejores padres y madres.