GOYO TORRENS

Su abuelo era bombero. Su padre también lo fue y él nunca quiso ser otra cosa. Sólo recuerda querer finalizar bachillerato lo antes posible para empezar inmediatamente a opositar como bombero. Durante sus primeros años, sirvió a las órdenes de su padre, el cual le enseñó todo cuanto sabe. Aquello significó el mayor orgullo de ambos. Cuando su padre se jubiló, Goyo ya estaba preparado para el puesto de Jefe de Dotación.

PARA SABER MÁS DE GOYO

Siempre rivalizó con los métodos de entrenamiento grupales de Ponce, porque consideraba que restaba libertad formativa a los bomberos para entrenarse individualmente en aquello que ellos considerasen oportuno. Este fue su principal error; pensar que cada bombero de nuevo ingreso, trae integrada la motivación y los valores con los que él entró. Y esta fue la razón por la que durante una catastrófica intervención, perdiese a la mitad de su equipo. Desde entonces su acercamiento personal y profesional a Ponce, se ha incrementado hasta el punto de que sus destinos laborales, se han unido.